La dieta milagro NO EXISTE - Peligros de las dietas milagro para tu salud.

La dieta milagro NO EXISTE - Peligros de las dietas milagro para tu salud.

En un mundo hiperconectado, donde todo se consigue de forma instantánea y, casi, sin esfuerzo es muy común encontrarse con las famosas dietas milagro. Influencers, artículos de revistas, publicaciones en redes sociales e incluso “expertos” que te prometen adelgazar de “forma rápida” y “sin esfuerzo”.

Pero ¿es eso cierto? ¿cuál es el precio que paga nuestra salud, física y mental, por estas dietas milagrosas?

En Natural Zero nos importa tu salud y bienestar; por eso, en este blog te advertimos de las dietas milagros, qué son, por qué son peligrosas y te contamos cuál es la mejor forma para estar en forma y adelgazar. 


¿Cómo reconocer una dieta milagro? 

Las dietas milagro son aquellas que prometen resultados “mágicos” y “rápidos” para perder peso en cuestión de días o semanas. Se basan en prohibir el consumo de un grupo de alimentos y los etiquetan como “buenos” o “malos”. 

Adicionalmente, son dietas que no presentan ningún estudio o aval médico, pero sí muestran muchos testimonios de “éxito” de personas que aseguran que esa dieta en particular les funcionó. 



Riesgos y mentiras

La gran mayoría de dietas milagrosas restringen varios grupos de alimentos, esto es un error ya que el cuerpo necesita una alimentación balanceada entre proteínas, carbohidratos, hortalizas, frutas y vegetales. Al suprimir esto, el cuerpo no recibirá todos los nutrientes y las vitaminas que necesita para funcionar correctamente. 

Como consecuencia de la falta de alimentos, el cuerpo puede sentir cansancio, debilidad e irritabilidad. Otras consecuencias de estas dietas pueden ser daño renal, desórdenes gastrointestinales y desequilibrios en el metabolismo. 

Adicionalmente, al terminar con la dieta, las personas usualmente regresan a sus anteriores hábitos alimenticios y vuelven a subir de peso, el llamado “efecto rebote”. Esto se debe a que las dietas milagro hacen perder masa muscular en lugar de grasa. 

¿Cómo adelgazar de forma sana?

Lo primero es buscar el asesoramiento de un médico y un nutricionista. Las dietas sin un seguimiento médico son un riesgo para la salud, y lo ideal es que cambiemos nuestros hábitos alimenticios en un largo plazo, con efectos duraderos. 

Lo siguiente es entender que más que una dieta, debemos aprender a alimentarnos correctamente. Se debe comer sano y balanceado entre 4 y 5 veces al día, siempre cuidando las porciones y el tipo de alimentos que consumimos. Recuerda que un plato para un adulto debe estar distribuido entre: 50% de hortalizas y vegetales, 25% de carbohidratos como cereales y granos y 25% de proteínas.

Se deben consumir productos naturales y evitar los alimentos ultra procesados, los fritos y las grasas saturadas. Asimismo, es importante mantenerse hidratado, recuerda consumir al menos litro y medio de agua al día.

Igualmente, es muy importante combinar la alimentación con una vida activa. Se recomiendan mínimo 30 minutos de ejercicio al día, además de ayudarte a buscar tu peso ideal, hacer deporte contribuye a mejorar el sistema óseo, muscular y cardiorrespiratorio y a reducir el riesgo de sufrir enfermedades. 

Por último, nunca olvides que perder peso es un proceso y toma tiempo, no debes sacrificar tu salud o apresurarte en buscar resultados inmediatos, con tiempo y dedicación lograrás tu objetivo. ¡Ánimo! 

All comments

Leave a Reply